sábado, junio 17, 2017

TRAINSPOTTING 2 (Reino Unido (U.K.) (2017) Social, Negro, Comedia, Drama






Director: Danny Boyle (1, 2, 3, 4, 5)
---
Intérpretes PrincipalesEwan McGregor (123456,78, 9), Robert Carlyle (1), Jonny Lee Miller, Ewen Bremner (1), Kelly Macdonald (1), Shirley Henderson (1, 2), Steven Robertson, Anjela Nedyalkova, Irvine Welsh
---



ArgumentoHan pasado 20 años desde que Mark Renton abandonara Escocia, y la heroína. 
Ahora, Renton vuelve a su Edimburgo natal con el objetivo de rehacer su vida y reencontrarse con sus amigos de toda la vida: David "Spud" Murphy, y Simon "Sick Boy" Williamson; al mismo tiempo que Francis "Franco" Begbie sale de la prisión con sed de venganza.
---
Mi opiniónSecuela, un tanto tardía diría yo, de la ya archifamosa y semi-mitica (por derecho propio, añado) "Trainspotting", que tanto conmocionó en su momento por su frescura, su valentía expositiva, su narrativa cinematográfica, amén de descubrir unos jóvenes intérpretes nuevos para el público, que dejaron huella.



En esta ocasión, y aunque el guión sea (al alimón con John Hodge) del autor de la novela, Irvine Welsh, la verdad es que aunque es cierto que va de menos a más, no consigue llegar ni de lejos a su predecesora.
No está mal, entretiene y jamás aburre, amén de poseer dos o tres escenas muy estimables, como la de la taberna llena de parroquiano/as protestantes y/o las muchísimas razones que le da el protagonista a Verónika para convencerla con el viejo slogan "Elige (escoge) la vida".
Pero a veces parece más una sucesión de sketchs, de pequeñas historias, que un nexo coherente con la verdadera historia. Menos mal que al final todo se encauza, aunque en mi caso no convenza del todo por no explicar bien o no saber finalizar la película, siempre en mi opinión, de forma determinante, un tanto de prisa y corriendo.



Bien técnicamente, con una buena fotografía y una banda sonora estimable con música de Rick Smith.
En definitiva, que no es tan floja como he leído por ahí, ni mucho menos, pero tampoco emociona ni convulsiona, estando siempre dentro de los parámetros ortodoxos de films donde el asunto de la droga se toca en mayor o menor profundidad, lejos de la mala leche del primer "Traisnpotting".
Vamos, que no está mal pero podría y debería haber estado mejor. Tanto tiempo esperando para hacer una secuela daba para más felices ideas en el guión.

No hay comentarios: