sábado, agosto 26, 2017

FURIA DE LOS VIKINGOS, LA (Gli Invasori) (Italia, 1961) Aventuras, Épico




Director: Mario Bava (12, 3)
---
Intérpretes PrincipalesCameron Mitchell (123456789, 10), Alice Kessler, Ellen Kessler, George Ardisson (1), Andrea Checchi (1), Françoise Christophe (1), Franco Giacobini, Raf Baldassarre (12345678910111213, 14), Enzo Doria, Joe Robinson, Gianni Solaro (12345), Franco Ressel (12345, 6), Livia Contardi, Folco Lulli (1, 2, 3, 4).
---


ArgumentoHarald, el rey de los vikingos, muere durante una batalla contra los britanos. Uno de sus dos hijos, Eron, es puesto a salvo, mientras que el otro, Erik, es adoptado por Alicia, la reina de Britania. Veinte años después, Eron encabeza la ofensiva vikinga contra los britanos y, por otro lado, Erik está al mando de la flota real de Britania. 
Los dos jóvenes desconocen su verdadera historia y se enfrentarán para defender sus respectivos bandos. 
---


Mi comentarioEntretenida película de aventuras, o de género épico, porqué no, que como está realizada por el siempre respetable Mario Bava, contiene elementos de calidad.
El empaque técnico es competente, con buena aunque algo repetitiva banda sonora a cargo de Roberto Nicolosi, un hombre que indudablemente conoce su oficio, y/o la bella fotografía, muy cromática, con rojos y azules intensos, obra del propio Bava y de Ubaldo Terzano. Además los paisajes son bellos, con playas preciosas y una puesta de escena atractiva y eficaz, con gran profundidad de campo.


Tiene los tópicos de rigor, provenientes sobre todo de la magnífica "Los Vikingos", de Richard Fleischer, pero el ritmo es sostenido, no aburriendo nunca y teniendo todos los elementos que dignifican al popular género de aventuras.
Tan sólo una cosa rechina, el que tras la batalla naval, uno de los protagonistas aparezca, tras caer al mar desde su nave, en tierras vikingas, cuando la lucha ha tenido lugar en Britania. Un viajecito, estando exhausto y nadando, se supone, un poquito largo para mi gusto.
Pero dejando esto aparte, que nos lo tenemos que tragar porque está en el guión y punto, la peli se degusta por su amenidad y dinamismo.


Vamos, que estaba bien en su momento y vista ahora, en 2016 sigue haciendo pasar bien el tiempo.
¡Ah y se me olvidaba! Vista ahora se comprueba lo ridículo de la censura española, al escamotear en su día la escena donde se ve que una de las chicas sacerdotisas y el protagonista están enamorados y que por esa razón, él hace todo lo posible para convertirse en rey y así poder casarse con ella.

No hay comentarios: