viernes, enero 06, 2017

ANIMALES NOCTURNOS (USA, 2016) Thriller, Drama






Director: Tom Ford (1)
---
Intérpretes PrincipalesAmy Adams (1234567, 8), Jake Gyllenhaal (1, 2, 3, 4), Armie Hammer (1), Aaron Taylor-Johnson (1, 2, 3), Michael Shannon (123, 4), Isla Fisher (1, 2), Kristin Bauer van Straten, Karl Glusman, Ellie Bamber, Toni French, Amanda Fields, Karli Karissa, Carson Nicely, Lee Benton, Imogen Waterhouse, Laura Linney (1).
---



ArgumentoSusan Morrow, tras abandonar a su primer marido, un escritor inédito, vive ahora con un médico. 
De repente recibe un paquete en el que descubre la primera novela de su ex, quien en una nota le pide que por favor la lea, pues ella siempre fue su mejor crítica. 
Susan lo hace y a medida que se sumerge en la narración, la propia novela acaba olvidando la historia principal para acabar hechizada por este relato dentro del relato, síntoma evidente de que a la nueva vida de Susan le falta algo y deberá explorar en su pasado para saber qué es lo que le impide seguir adelante.
---
Mi opiniónExcelente film realizado con buen pulso, elegancia formal y crueldad argumental, por Tom Ford, que adapta de forma briosa la novela de Austin Wright en la que se basa.



Se trata de una cinta durísima, triste, con seres humanos infelices que, sabiendo que las decisiones que toman no son las correctas, no dudan en realizarlas de forma egoísta, lo que les pasará factura en el pasado.
Narrada en flash-backs que al comienzo pudieran parecer algo farragosos, Ford nos mete de lleno en tres situaciones, planos y épocas distintas: actual, pasado y literario, de forma inteligente, brillante, subyugante a veces, sobre todo en lo referido al plano literario, con la


historia que nos cuenta la novela que lee la protagonista, una historia terrible, con personajes inhumanos y/o débiles que llevan al espectador a un callejón sin salida, no siendo complaciente en ningún el momento.
El final de la película, a tono con el resto, cierra magníficamente una cinta con grandes interpretaciones y momentos de intensísima fuerza dramática, que acongoja el corazón y nos deja sumidos en un extraño estado de, quizás abandono, como si de una pesadilla se tratara.