domingo, diciembre 15, 2013

VIDA DE ADELE, LA (La vie d'Adèle - Chapitre 1 & 2) (Francia, 2013) Vida normal, Melodrama. Nota media final: 7,15



Director: Abdellatif Kechiche
---
Intérpretes Principales: Adèle Exarchopoulos, Léa Seydoux, Salim Kechiouche, Mona Walravens, Jeremie Laheurte, Alma Jodorowsky, Aurélien Recoing, Catherine Salée, Fanny Maurin, Benjamin Siksou, Sandor Funtek, Karim Saidi.
---
Argumento: A sus 15 años, Adèle no tiene dudas de que una chica debe salir con chicos.
El problema es que tiene dudas sobre su propia sexualidad. Así que cuando una noche conoce y se enamora sin esperarlo de Emma , una joven con el pelo azul, sus sentimientos y su identidad se volverán confusos, y su atracción por una mujer, que comienza a descubrirle el deseo y el camino a la madurez, someterá a Adèle a una serie de juicios por parte de familiares y amigos... 
---




Mi opinión: Adaptación de la novela gráfica "Blue", de Julie Maroh, llevada a la pantalla de forma súpersensible, pero sin temor a expresar el dolor de unos seres humanos llevados por sus sentimientos más profundos en cuanto al amor.
El realizador Abdellatif Kechiche nos muestra a seres humanos jóvenes que van descubriendo su sexualidad, a veces aceptándolo sin mayor problema, otros con cuidado del qué dirán los demás.
Una película íntima, que dura casi tres horas y no cansa absolutamente nada gracias a un ágil ritmo y a unas situaciones que nos muestran el abanico de la vida, con sus alegrías, felicidad, y también sus sinsabores, como el desamor, los celos, la soledad.
Extraordinarias interpretaciones de las dos actrices protagonistas, sobre todo de Adèle Ecarchopolos, absolutamente arrebatadora en su dificilísima composición.
Un film bello y doloroso a partes iguales, con momentos sublimes, que no escatima en mostrar la sexualidad abierta y espontánea de dos seres humanos enamorados.
Sin duda una, si no la mejor, película del año.

miércoles, diciembre 11, 2013

ZERO THEOREM, THE (UK, 2013) Ciencia Ficción




Director: Terry Gilliam
---
Intérpretes Principales: Christoph Waltz, Matt Damon, Tilda Swinton, Mélanie Thierry, David Thewlis, Ben Whishaw, Peter Stormare, Sanjeev Bhaskar.
---
Argumento: Oohen Leth es un excéntrico genio de los ordenadores que vive en un mundo corporativo controlado por una oscura figura llamada "Dirección".
Recluido en el interior de una capilla en ruinas, Oohen trabaja en la solución a un extraño teorema, un proyecto que podría descubrir la verdad sobre su alma y el significado de la existencia (o la falta del mismo) de una vez por todas
.
---





Mi opinión: Vista el último Festival de Cine Internacional de Donostia-San Sebastián 2013, se trata, sin duda, de una ambiciosa película de ciencia ficción, que desea abordar temas como hacia dónde va el ser humano, de dónde viene, si tiene alma...y tal. Y si digo "y tal..." es porque en mi opinión todo se queda en agua de borrajas.
Supongo que la intención de Terry Gilliam ha sido sincera y seria, pero poco a poco, según avanza el argumento, todo va volviéndose más y más confuso, sin convencer finalmente a casi nadie. Además, a pesar de que hay algunos momentos felices, en líneas generales, si no aburre, sí que "carga" al espectador. Le aturulla y lleva a tierra de nadie, ofreciéndole algunas imágenes impactantes, pero sin verdadero fondo.
Eso sí, la interpretación de Christoph Waltz es, como siempre, magnífica, un verdadero tour de force, pero esto no consigue que la peli se redima.
A mí fue la película, que yo recuerde, que menos me gustó de las 22 que vi en Donostia.

MÉDICO ALEMÁN, EL (Wakolda) (Argentina, España, Francia, Noruega; 2013) Intriga. Nota media final: 6,85




Director: Lucía Puenzo
---
Intérpretes Principales: Àlex Brendemühl, Natalia Oreiro, Diego Peretti, Elena Roger, Guillermo Pfening, Ana Pauls.
---
Argumento: En el verano de 1960, un médico alemán conoce a una familia argentina en la región más desolada de la Patagonia, y se suma a ellos, en caravana, por la ruta del desierto.
El viajer es un criminal de guerra alemán, escapado a finales de la II Guerra Mundial. Esta familia revive en él todas las obsesiones relacionadas con la pureza de la raza, pues comienza a realizarinvestigaciones con la hija del matrimonio, una chica más baja de lo normal, a quien le hace crecer inoculándole algo que puede ser peligroso.
---



 Mi opinión: Drama de intriga y suspense que, en principio basado en hechos reales, supongo que convenientemente novelados, cala en el espectador debido al realismo impreso en el desarrollo del argumento. Un argumento espeso, oscuro, con gran poder de fascinación gracias a la brillante interpretación de Álex Brendemühl.
Con unos preciosos paisajes de la Patagonia, y una alicatada fotografía, logra embaucarnos para seguidamente, y gracias a la pérfida mirada e intenciones del personaje del médico alemán, en realidad uno de los más siniestros personajes que han existido, acojonarnos sin alardes técnicos ni efectos especiales, simplemente con los silencios y miradas nos pone los pelos como escarpias.
Un film nada sencillo, aunque se entienda todo fácilmente, pero que nos obliga a reflexionar sobre la condición del ser humano, de sus verdaderas intenciones, del poder de fascinación del Bien y del Mal.
Una buena película que gustó mucho en el último Festival de Cine Internacional de Donostia-San Sebastián 2013.

domingo, diciembre 08, 2013

LIKE FATHER LIKE SON (De tal padre tal hijo) (Japón, 2013) Melodrama. Nota media final: 7,25





Director: Hirokazu Koreeda (AKA Hirokazu Kore-eda)
---
Intérpretes Principales: Masaharu Fukuyama, Yôko Maki, Jun Kunimura, Machiko Ono, Lily Franky.
---
Argumento: Ryoata, un arquitecto obsesionado por el éxito profesional, vive felizmente con su esposa y su hijo de seis años; pero su mundo se viene abajo cuando los responsables del hospital donde nació su hijo le comunican que, debido a una confusión, el niño fue cambiado por otro.
---




Mi opinión: Buen film del maestro contemporáneo japonés Hirokazu Kore-eda.
Aquí, una vez más, la familia, los niños, tienen un predominante papel en el argumento, mostrando una historia plena de amabilidad, respeto y conciencia hacia los imperturbables aunque a menudo, si no odiados, sí al menos olvidados, lazos familiares.
Los sentimientos de los padres hacia los hijos, lo que se espera de ellos, a veces, no separando ambas vidas, cada una por separado puesto que son dos personas distintas, sino pensando en ellos únicamente como continuación de ellos mismos; una imagen mejorada, que podrá en el futuro conseguir lo que ellos no. Si esto falla, comienzan las dudas y el cariño intrísinseco se puede resquebrajar al no cumplir las expectativas que nadie salvo ellos se han propuesto.
Un gran guión, con alguna descompensanción en el ritmo, dado que el film tiene un metraje que quizás no sea el más adecuado, pero con giros, diálogos y silencios, que llegan al corazón del espectador.
Las interpretaciones, muy buenas y la dirección del maestro con su proverbial elegancia.
Una vez finalizada su visión, de puede reflexionar y no vendría mal a los padres pensar en todo ello para más tarde, si es preciso, dialogar tanto con su pareja como con sus hijos.

viernes, diciembre 06, 2013

FACE OF LOVE, THE (Mirada del amor, la) (USA, 2013) Romántico. Nota media final: 6,45



Director: Arie Posin
---
Intérpretes Principales: Annette Bening, Ed Harris, Robin Williams, Amy Brenneman, Jess Weixler, Linda Park.
---
Argumento: Una mujer que enviudó hace años se encuentra un día con un desconocido, cuyo parecido físico con su difunto esposo es tan extraordinario que se sentirá extrañamente atraída por él.
Sin decirle nada ella a él al respecto, iniciarán una relación sentimental, aunque la verdad acecha peligrosamente para su futuro juntos
.

---




Mi opinión: Entretenida pero menor película de corte romántico, que en principio pudiera paracer fantástica, pero que la realidad hace que todo sea más sencillo de comprender.
Un argumento arriesgado en cuanto a credibilidad pero bien llevado, no por la dirección de Arie Posin, que no puede ser más convencional, sino por el proverbial buen hacer de la pareja progagonista, una Annette Bening, tan señora en todos los sentidos como nos tiene acostumbrados, y un Ed Harris, aquí en un papel no de duro, sino de hombre sencillo enamorado y tierno.
Se deja ver y no deja mucha huella, sobre todo porque casi no hay nada en ella que merezca la pena ser recordado durante mucho tiempo, pero es agradable y elegante.